Parque Natural de s’Albufera des Grau, en el noreste de la Isla, cuenta con más de 5.000 hectáreas, terrestres y marinas. Es una buena actividad para los amantes del senderismo y de la naturaleza que estén disfrutando de unas vacaciones en moto en Menorca.  Ya que permite descubrir buena parte de su riqueza medioambiental mediante las rutas dentro del parque y permite también adentrarse en moto hasta uno de sus extremos, el Cap de Fàvaritx, o conocer sus pueblos colindantes como Es Grau o el Port d’Addaia.

Dentro del parque, que cuenta con un centro de recepción para informar y orientar la visita, se pueden realizar tres itinerarios a pie.

  • Sa Gola – De dificultad baja y con una distancia de 1.70 km (45 minutos). Este itinerario recorre el canal de Sa Gola y la zona dunar de la playa de Es Grau. Resulta muy agradable realizarlo en verano, debido a la sombra del pinar y su proximidad al mar. Esta ruta se inicia en Es Grau. El camino es llano y ofrece una buena oportunidad para disfrutar del paisaje marino del parque, del mirador de la punta de Sa Gola, de los corrales de pesca y el sistema dunar.
  • Santa Madrona – De dificultad baja y con un recorrido total de 2,8 km (1 hora aproximada). Esta es la mejor ruta para observar aves acuáticas ya que bordea la costa suroeste de s’Albufera des Grau y pasa próximo a la laguna. Cuenta con diversos miradores y observatorios y por ello es recomendable hacerlo con calma e ir parando en todos sus lugares de interés. La ruta comienza en el centro de recepción y pasa por la Punta de ses Ànedes, la zona húmeda de la cala de Santa Madrona y Es Prat. Se observan los islotes del interior de la laguna y la actividad agraria en el Parque
  • Mirador de cala Llimpa –  de dificultad y con una distancia de 1.70 km (45 minutos). En el Centro de recepción de visitantes se proporciona toda la información necesaria para hacer este itinerario, el que ofrece mayor valor paisajístico y el menos conocido de los tres que bordean S’Albufera des Grau. Recorre la parte sureste de la laguna. Se recomienda seguirlo con calma, parando en los puntos de interés y fijándose en la diversidad vegetal, entre la que se encuentea orquídeas.