Para conocer a fondo Menorca hay que conocer también su sector artesanal y productivo porque esta forma de hacer las cosas habla de la esencia de este pueblo trabajador que ha sabido conservar sus tradiciones en todos sus oficios. Calzado, queso, embutidos, dulces, licores, gin, bisutería, embarcaciones de recreo, cerámica, madera… Pequeñas producciones que conservan sus procesos artesanales y semiartesanales, que se basan sólo en materiales y materias primas de calidad, y que llevan la marca de ‘Made in Menorca‘ por medio mundo.

Si recorres Menorca con una moto de alquiler, te interesará saber que además de una variada red de pequeños comercios en Maó y Ciutadella, también se pueden visitar las fábricas y talleres de diversos oficios para adquirir allí mismo sus productos. Es el caso del Gin Xoriguer, en Maó, o del queso Cohinga-Maó, o de algunos de los fabricantes de calzado que abren las puertas de sus fábricas para mostrar su particular forma de trabajar la piel.

La isla de Menorca te ofrece zapatos que enamoran por su diseño, belleza y calidad. Entre los que destaca, sin duda, la tradicional avarca menorquina, que podrás encontrar fácilmente en un buen número de comercios por toda la Isla.

También te atrapará la bisutería que se diseña en Menorca. Un arte que comenzó a desarrollarse en la Isla a medidados del siglo XIX y que hoy también recorre el mundo por su originalidad y belleza.

En la Isla conviven empresas que elaboran piezas clásicas de forma totalmente artesanal con otras que apuestan por las últimas tendencias.

También hay interesantes colecciones de cerámica.

Por último, los productos de alimentación, los vinos y licores de Menorca, también merecen un hueco en nuestra maleta.

Los quesos con denominación de origen protegida, de sabores intensos y muy especiales; los embutidos caseros de múltiples texturas y sabores; los dulces y pastas, como la ensaïmada con reminiscencias de las culturas que han dejado su huella en la isla a lo largo de su historia; el gin y licores, elaborados con procesos productivos inalterables durante más de 200 años; o los vinos de la tierra que nacen de viñas cuidadas con mimo por los menorquines.

Los productos ‘Made in Menorca’ no te defraudarán…