Existe una buena forma de conocer todo el litoral de Menorca en moto a través de sus siete faros. Siete puntos estratégicos de la costa que marcan los extremos de la isla y ofrecen vistas espectaculares a través de sinuosas carreteras con las que ya se disfruta de cierta sensación de aventura.

Para conocer bien estos siete puntos cardinales de Menorca vamos a necesitar más de un día. Se pueden hacer en una tanda los faros de Artrutx, Punta d’en Nati y sa Farola, en Ciutadella. En otra jornada los faros de Favàritx y Cavalleria, al norte de la Isla. Y dejar para el final la visión desde Punta Prima del Faro de la Isla del Aire (no accesible) y el faro de San Carlos en Mahón.

El Far de Artrutx está al sur de Ciutadella, en una zona residencial y bien comunicado. En dirección norte, se encuentra el Faro de Punta Nati al que se llega tras recorrer 4 kilómetros de estrecha carretera a través de campos que albergan algunas barracas y navetas prehistóricas. Este faro está en la costa Oeste de la Isla, por lo que ofrece unas impresionantes puestas de sol. Fue construido a inicios del siglo XX tras el naufragio del General Chanzy.

Sa Farola, conocido como el faro de Ciutadella, se encuentra en la bocana del mismo puerto, formando parte de la imagen característica que ofrece esta ciudad cuando se llega por mar. Un pequeño faro construido en 1860 que ha sido habitado hasta hace muy poco.

Los faros de Favàritx y del Cabo Cavalleria ofrecen un paisaje muy distinto. El Far de Cavalleria fue construido en 1857 sobre un acantilado de casi cien metros de altura. Las puestas de sol aquí también son espectaculares y el paisaje es imponente.

Por último el Faro de l’Illa del Vent, que se divisa desde Punta Prima, en el municipio de Sant Lluís, y el faro de la Punta de San Carlos, el más antiguo de todos en pleno puerto de Mahón.